19 de octubre de 2020

EJERCICIOS. TEXTOS EXPOSITIVOS


Conocidas las caracetrísticas de los textos expositivos, realice el siguiente test.




BIBLIOGRAFÍA.

Acosta Cabello, Antonio. Cómo analizar los tipos de discurso: estudio teórico y aplicación práctica. Sevilla: Fundación Ecoem, 2007.
Bassols, M. y Torrent, A. M. Modelos textuales. Teoría y práctica. Barcelona: Octaedro, 2012.
Marcos Marín, Francisco. El comentario libgüístico. Metodología y práctica. Madrid: Cátedra, 1988.
Vera Luján, A., el al. El comentario de texto. Teoría y práctica. Madrid: Centro de Estudios Ramón Areces S.A., 2014.







5 de octubre de 2020

EJERCICIOS. TIPOS DE DESCRIPCIÓN. (2).


Después de haber estudiado los tipos de descripción y sus nomenclaturas, realice los siguientes ejercicios.

Recuerde que puede servirle la parte teórica, para realizar este ejercicio, que figura en la entrada "27 y alguna más... formas de describir. Tipos de descripción. El texto descriptivo. (III)." .

Realice los siguientes ejercicios, señalando el tipo de descripción.






Si quiere puede hacer los ejercicios de la entrada: "Ejercicios. La descripción" .


También puede realizar los de esta otra: "Ejercicios. Tipos de descripción" .







1 de octubre de 2020

EJERCICIO. TIPOS DE SIGNOS


Realice el siguiente ejercicio, determinando qué tipos de signos son cada uno de los que se muestran.




BIBLIOGRAFÍA.-

Vitale, Alejandra. El estudio de los signos. Peirce y Saussure. Buenos Aires: Eudeba-Universidad de Buenos Aires, 2004, pp. 33 a 44.







26 de septiembre de 2020

TEXTO EXPOSITIVO. LA INSTANCIA


Una solicitud o instancia es un texto expositivo que sirve para hacer una petición a una Administración Pública -sea estatal, comunitaria o local- (o en el ámito privado para solicitar alguna cuestión a un superior jerárquico).

Mediante este tipo de texto, podemos solicitar, por ejemplo, la concesión de becas o ayudas, certificados, licencias de obras, la participación en una convocatoria pública de empleo...

El modelo más común es el siguiente:



24 de septiembre de 2020

PALABRAS AGUDAS

Todas las palabras se pueden dividir en sílabas. Una sílaba es un sonido (solo puede ser una vocal: a, e, i, o, u) o conjunto de sonidos articulados (vocal + vocal, consonante + vocal -o al revés-, grupo consonántico + vocal -o al revés-) que se producen entre dos breves y casi imperceptibles interrupciones de la salida de aire de los pulmones en la emisión de voz.
[Cfr. nuestra entrada "¿Qué es una sílaba? Diptongos y triptongos"]

DRAE: Las palabras agudas son aquellas cuya última sílaba es tónica.

Entenderemos por "última sílaba" a la que concluye una palabra, de tal manera que en el lenguaje escrito nos fijaremos en la sílaba que esté más a la derecha de la palabra, como podemos observar en el siguiente ejemplo:

 

monosílabas:
vi











bisílabas:
co ral










trisílabas:
or ques ta









tetrasílabas:
a ma po la








pentasílabas:
ba chi lle ra to







hexasílabas:
ex tra or di na rio






heptasílabas:
a con di cio na mien to





octosílabas:
vi de o a fi cio na do




nonasílabas:
an ti cons ti tu cio na li dad



decasílabas:
o to rri no la rin go lo a


endecasílabas:
tri me til cio clo ke xa no la xa to

dodecasílabas:
e lec tro en ce fa lo grá fi ca men te
tridecasílabas
hi po po to mons tro ses qui pe da lio fo bia

15 de septiembre de 2020

MINILECTURA. SITUACIONES DE COMUNICACIÓN. (I).


« Por la mañana, cuando el señor A. llega a su oficina, lee su correspondencia. Al clasificarla encuentra cierto número de folletos destinados a describir los méritos de varias máquinas industriales. Por la ventana abierta se oye el tenue sonido de una radio y la voz de un locutor que, con frases claras, exalta la calidad de una marca de pasta dentífrica.

Al entrar su secretaria en la habitación lo saluda con un alegre «buenos días», que él contesta haciendo un gesto amistoso con la cabeza, mientras prosigue con su conversación telefónica con un socio. Más tarde dicta a su secretaria un número de cartas; luego asiste a una reunión de directorio durante la cual recoge la opinión de sus socios. En el transcurso de esta reunión se discuten cierto número de nuevas disposiciones gubernamentales y su efecto sobre el plan de acción de la firma [...].

19 de agosto de 2020

ANGLICISMOS. EJERCICIOS.


Los anglicismos son palabras, expresiones o giros procedentes de la lengua inglesa. Muchas veces éstas tienen un correlato en español, por lo que son consideradas innecesarias, intrusas al idioma, un extranjerismo innecesario; otras, deben ser adaptadas, por ser creadas sobre nuevos inventos, tecnología, ciencia, etc., constituyéndose en un préstamo lingüístico, un neologismo. Por ello, en esta entrada vamos a centrarnos en los anglicismos intrusos e innecesarios, pues tienen su correspondiente palabra castellana por la que no deberían ser empleadas, y que por moda y sometimiento mercantil, se ven sustituidas por la palabra inglesa.

En este enlace podrá encontrar algunas de estas palabras que deberíamos evitar: https://web.archive.org/web/20090906091817/http://www.anglodir.com/

Y en https://twitter.com/hashtag/extranjerismosinnecesarios, que la propia FUNDÉU promociona en twitter con la «etiqueta» («hastag») #extranjerismosinnecesarios, podrá estar al día de numerosos anglicismos.

Visualice (4 m 33 s) en primer lugar este comentario realizado en la Cadena 100, que nos servirá de introducción a este tema:

27 de julio de 2020

MINILECTURA. "BIOGRAFÍA DE FRAY LUIS DE LEÓN", de FERMÍN HERNÁNDEZ IGLESIAS (España, 1833-1909).



FRAY LUIS DE LEÓN.

por FERMÍN HERNÁNDEZ IGLESIAS.
Salamanca, 10 de abril de 1856.
"La Ilustración. Periódico Universal", número 374, Tomo VIII, de fecha 28-04-1856, pp. 2-4 (162-164 del Tomo).


[Pág. 2: 162 del Tomo].
El siglo XVI fue todo español, y aún con la antítesis que forman el genio expansivo y emprendedor de Carlos de Austria y el carácter tétrico e intolerante de Felipe II, brillante ropaje viste nuestra nación, bastante a encubrir por entonces el cáncer que empieza a devorarla. Instrumento de la Providencia, Carlos I, como lo son todos los grandes trastornadores del mundo, favorece sin saberlo, la vida de relación entre los pueblos; y duro Felipe II y enérgico contra la reforma, no puede salvar nuestra nacionalidad eminentemente católica, sin que la empañen la sangre de los tormentos y el humo de las hogueras. Uno y otro hemisferio admiran el valor de nuestros soldados, y los discípulos de Lutero, como los sectarios del Corán, resisten con dificultad su arrojo; los artistas españoles aprenden en Italia y acaban por crearse una vigorosa originalidad; nuestra lengua es europea, y el gusto, las modas y costumbres de los españoles, imperan en la literatura y en los trajes, teatros y salones diplomáticos de todos los países cultos.

[Pág. 3: 163 del Tomo].
Con razón Felipe II, llamaba a la capital del vecino imperio «mi bella ciudad de París». En medio de tanta grandeza, tres hechos culminantes caracterizan aquel siglo, y tres fases diversas nos ofrece la vida del agustino de Salamanca. El Santo Oficio usurpa las facultades de la magistratura, invade las atribuciones de las Cortes, y receloso y suspicaz, oprime la inteligencia y suspende en su progreso las ciencias políticas sociales. Fr. Luis de León, independiente como todo genio elevado, iniciador como toda imaginación brillante, cinco años estuvo preso en las cárceles secretas de la inquisición de Valladolid. A la reforma religiosa sucede la «reacción»; un fraile agustino rompe en Alemania la unidad de la Iglesia, y un militar español se levanta a defenderla y crea en la compañía de Jesús el defensor más decidido de la autoridad pontificia; y cuando el panadero de Hardem y el sastre de Leyden predicaban sus extravagantes aberraciones, España abundó en escritores ascéticos y místicos, como Fr. Luis, restaurador erudito a la par de los libros sagrados, y recordó sus triunfos militares, y estableció el alcázar de sus reyes, en un monasterio, símbolo grandioso de lo que fueron nuestras artes. El siglo de oro de la literatura española da a nuestro idioma todo su vigor, riqueza y armonía; la poesía, con especialidad, toma formas muy varias, y el vate de Belmonte, con una naturalidad que encanta, con esa elevación de pensamientos, que como al descuido expone, fue acaso el que creó la oda española.

Hijo, nuestro célebre poeta, del licenciado D. Lope de León, oidor de la chancillería de Granada, y de doña Inés de Varela, nació por los años de 1527 en la villa de Belmonte (Cuenca)1, donde pasó los primeros años de su vida. Como D. Lope era abogado de la corte, hubo de seguirla a Madrid y Valladolid, y Luis le acompañaba: contaba ya catorce años de edad cuando su padre le envió a Salamanca para que estudiara cánones; pero como desconociera las caricias maternas, como se veía postergado, quizás en el cariño paterno, a sus hermanos mayores, se desarrolló en él inclinación lan decidida por el retiro, que tomó el hábito de San Agustín en el monasterio que hubo en esta ciudad, y en 29 de enero de 1544 pronunció el solemne voto que le arrancaba del mundo.
NOTA 1 del autor:
Así lo declara él mismo en la primera audiencia que le concedió el inquisidor, doctor Guijarro de Mercado, en Valladolid, a 15 de abril de 1572. Le han creído natural de Granada el licenciado D. Francisco Bermúdez de Pedraza, "Antigüedades y excelencias de Granada", 1608; el licenciado Luis Muñoz, "Vida del M(aes)tro Fr. Luis de Granada", 1639; Fr. Tomás de Herrera, "Historia del convento de San Agustín de Salamanca", Madrid, 1652, y los SS.Redactores del 'Parnaso español", Madrid, 1771, siguiendo después esta misma opinión Mr. Sismondi de Sismondi, Mr. Viardot, Capmany, D. José Amador de los Ríos y la mayor parte de los que han escrito acerca de Fr. Luis de León. Fr. Manuel Vidal, "Agustinos de Salamanca", Salamanca, 1731, dice que fue natural de Madrid, según se presume... o acaso de Belmonte.
[añadido mío → y de aquí partirá la confusión también de nombrarlo como de Belmonte de Tajo (Madrid)].

1 de julio de 2020

MINILECTURA. EL PAÍS QUE NO TENÍA PÁJAROS, de CONCHA CASTROVIEJO (1913-1995 d.n.e.).


Puede escuchar el relato, pinchando aquí:

"Esta es la historia de cómo los terribles guerreros del país de Kor dejaron de hacer guerras y decidieron vivir en paz.
Los guerreros de Kor eran hombres gigantescos, tan fuertes que el brazo no se les cansaba nunca de blandir la lanza, y podían cabalgar días y noches sin sentir fatiga. Los guerreros de Kor nunca habían sido derrotados.
En aquel país todos vivían para la guerra. Los prados perdieron sus flores a fuerza de ser pisados por los cascos de los caballos. Los hombres que no combatían forjaban lanzas y espadas, y los niños se preparaban con los ejercicios más duros para convertirse en tan buenos guerreros como sus padres. Nadie cultivaba la tierra. Nadie araba, ni sembraba, ni regaba. Cada primavera, verano, otoño e invierno los guerreros realizaban sus incursiones a los países vecinos y traían un abundante botín con todo lo necesario: traían el trigo de las buenas cosechas, los tejidos, los animales y el oro. Con esto, los campos ya no producían nada y las calzadas de pizarra que cruzaban el país brillaban al contacto de los cascos y resonaban con el chocar de las lanzas.
Cuando tenían el botín asegurado, los guerreros preparaban las excursiones a los reinos lejanos para regresar con los carros cargados de trofeos y con la gloria del triunfo. El rey tenía a sueldo doce poetas que cantaban las hazañas y el coraje de los guerreros de Kor. Sabían tan bien su oficio que, cuando componían un poema de aventuras de guerra para leerlo en los grandes festines con los que se celebraban las victorias en la sala de piedra del castillo, el rey medía los pergaminos con una vara de avellano. Si el poema no era bastante largo les decía:
- Es necesario añadir otra vara de versos.
Y los poetas se ponían a componer estrofas hasta completar el número deseado por el rey.
Todo el año escribían con pluma de ave en los rollos de pergamino para tener preparados los cánticos en el momento necesario. Porque en el país de Kor, los guerreros recorrían kilómetros y dominaban países con más prisa de la que los poetas podían poner en componer estrofas. Y así, si en el invierno los guerreros descansaban esperando que la nieve se derritiese, los poetas comenzaban a preparar el poema que ensalzase la campaña de la primavera.

21 de junio de 2020

MINILECTURA. "LA TRISTEZA", de ROSARIO DE ACUÑA Y VILLANUEVA (1850-1923, d.n.e.)


Hace muchos años que en una aldea pobre y miserable de las montañas cantábricas sucedió lo que voy a contar; misteriosos signos de un antiguo pergamino, traducidos por un viejecito del lugar, me hicieron conocer el suceso, que, si no en aquella aldea, puede colocarse en cualquiera otra parte pues para el caso es igual; de este modo dice la crónica:

«Acababa la gente del lugar de cerrar con una alegre danza las fiestas de la vendimia, cuando repararon en una mujer forastera en el pueblo, cuyo aspecto miserable y abatido contrastaba con el alegre conjunto del vecindario. Alta, escuálida, medio cubierta de andrajos, de edad indefinible y ojos penetrantes, atraía las miradas de todos los aldeanos, que poco a poco, y volviéndose de cuando en cuando para mirarla, fueron desfilando por entre el laberinto de sus pobres chozas. Quedose solamente en la plaza el tío Roque, viejo marrullero dado a cuentas de brujas y a trasnochadas leyendas; muy amigo de todas las mozas del pueblo por su buen humor, franca alegría y estrambóticos consejos, y vividor incansable sobre los bienes del prójimo, pues de todas partes sacaba ración; bien es verdad que su edad y muchos achaques que le agobiaban, le impedían todo trabajo, al que allá en sus mocedades dicen que le tenía gran afición. Acércase lentamente el acabado anciano a la forastera, que estaba sentada bajo la sombra de un hermoso roble, y cuando ya le quedaba poco para llegar la saludó humildemente quitándose el raído e informe casquete que le cubría malamente los cuatro mechones de lino que brotaban de su cabeza; contestó la interpelada con una sonrisa indefinible, y sin esperar la pregunta que ya se veía brotar de los labios del tío Roque, le dijo:

18 de mayo de 2020

MINILECTURA. SONETO DE GARCILASO DE LA VEGA.


SONETO XXIII.

En tanto que de rosa y de azucena
se muestra la color en vuestro gesto,
y que vuestro mirar ardiente, honesto,
con clara luz la tempestad serena;

y en tanto que el cabello, que en la vena
del oro se escogió, con vuelo presto
por el hermoso cuello blanco, enhiesto,
el viento mueve, esparce y desordena:

coged de vuestra alegre primavera
el dulce fruto antes que el tiempo airado
cubra de nieve la hermosa cumbre.

Marchitará la rosa el viento helado,
todo lo mudará la edad ligera
por no hacer mudanza en su costumbre.

(Garcilaso de la Vega)





1. Métrica.
a) Mida los versos de este poema y señale las licencias métricas.
b) ¿Cómo se llaman cada uno de los versos de este poema.
c) Indiqué cómo se llaman las estrofas de este poema. ¿Qué rima tienen?
d) ¿Cómo se llama la estructura de todo el poema? Defina en qué consiste.

2. Tópicos literarios.
En el poema se desarrollan cuatro tópicos literarios (temas, ideas, enfoques, asuntos repetidos a lo largo de la historia de la literatura):

descriptio puellae ("descripción de la amada", tanto física como moralmente, aunque fundamentalmente se hace lo primero),
carpe diem ("disfruta el ahora" exhortación dirigida a cualquier persona a aprovechar el momento, unido siempre al paso del tiempo y al recuerdo de la muerte)
collige, virgo, rosas"

("corta, doncella, las rosas", invitación a gozar de la juventud a una joven muchacha, pues pronto llegará la vejez),
y tempus fugit (el tiempo huye). a) El tópico descriptio puellae.
I. ¿En qué versos del poema se da?
II. ¿Qué rasgos físicos y morales se nombran?
III. ¿Qué elementos no se nombran en la descripción?
IV. ¿Cómo se llama este tipo de descripción?
V. Lea la descripción que hace un poeta árabe de su enamorada:

MODELO DE COMENTARIO DE UN TEXTO EXPOSITIVO.


Un posible modelo de desarrollo con un texto expositivo, útil para los comentarios de texto, podría ser el siguiente:

Nos encontramos ante un texto expositivo (si fuera un texto próximo al expositivo indicar cuál: instructivo, predictivo o directivos o prescriptivos), cuya finalidad es la de informar o dar a conocer __(se indica el tema)__, sin entrar en valoraciones ni opiniones personales.

Dentro de la tipología de los textos expositivos, este es __(una notica, tesis, un fragmento de un libro de texto, un prospecto médico, una guía de instrucciones para montar un mueble, una instancia, un fragmento de una ley...) __. Y atendiendo al tipo de destinatario al que va dirigido, lo definimos como __(texto divulgativo o texto especializado)__, como podemos constatar por el empleo de __(señalar algunas de las caracetrísticas que hemos indicado, según sea divulgativo o especializado__).

Este texto tiene una función lingüística predominante referencial, con un lenguaje denotativo, sin ambigüedades ni posibles interpretaciones equívocas, y con claros elementos de objetividad, utilizando la 3ª persona __(poner ejemplo)__, eliminando la presencia del sujeto-hablante mediante oraciones __(impersonales, pasiva reflejas)__ como podemos ver en __(poner ejemplo)__ [si hubiera referencias encubiertas mediante la 1ª persona plural de modestia: creemos, opinamos, consideramos… debería señalarse también].

La estructura de este texto, por su contenido es __(clásica, lógica, enumerativa, descriptiva, de secuencia o proceso )__, puesto que __(justificar por qué tiene esa tipología)__, pudiendo establecer las siguientes partes:

► una introducción o exposición del tema, desde __(indicar las tres primeras palabras)__ hasta __(indicar las tres últimas palabras)__;
► un desarrollo del contenidos formulado mediante __ (epífrafes, apartados, ideas secundarias, ejemplificaciones, citas....)__, y que se dispone así:
• como __(subtema/ejemplo...)_ X, desde __(indicar las tres primeras palabras)__ hasta __(indicar las tres últimas palabras)___,
• como __(subtema/ejemplo...)_ X, desde __(indicar las tres primeras palabras)__ hasta __(indicar las tres últimas palabras)___,...
► y como conclusión, desde __(indicar las tres primeras palabras)__ hasta __(indicar las tres últimas palabras)__.

Y si nos atenemos a su forma esta es __(deductiva o analizante, inductiva o sintetizante, encuadrada o circular, paralelística, centrada, de pirámide invertida, cronológica o temporal)__ puesto que la idea principal la encontramos en ___(indicar dónde)__ y las secundarias en ___(indicar dónde)__.

En cuanto a las estrategias discursivas que hemos podido localizar en este texto, debemos mencionar __(la definición, la clasificación, comparación, reformulación, analogía, ilustración, ejemplificación, problema-solución, pregunta-respuesta, causa-consecuencia, citación)_, como se ve en __(indicar las tres primeras palabras)__ hasta __(indicar las tres últimas palabras)__.

La sintaxis de este texto está establecida por largos períodos oracionales, por lo que la hipotaxis o subordinación es abundante, siendo ejemplo de ello ___(indicar ejemplos de causales, comparativas, concesivas, condicionales, explicativas...)___, así como los casos de parataxis, que observamos en __(indicar oraciones coordinadas)__. Propio de este tipo de textos es el empleo de oraciones atributivas, sobre todo __(señalar si es al definir conceptos, ideas, procesos…)__, como es constatable en ejemplos como __(señalarlos aquí)__, por lo que los verbos usados no son de acción, sino de estado __(elegid: ser, estar, seguir, continuar, permanecer, resultar…)__, o proceso intelectual __(elegid: pensar, entender, relacionar, analizar, resolver…)__.

Los tiempos verbales que constatamos son __(poner ejemplos de presente de indicativo, a menudo con valor intemporal o universal, el pretérito imperfecto de indicativo o el futuro de indicativo)__.

La modalidad oracional es la __(enunciativa...)__, como podemos ver en estos ejemplos: __(señalar algunos)__.

Además, abundan las estructuras nominales: _(poner ejemplos)_.

En cuanto al léxico, hemos dicho que es denotativo, manteniendo las palabras su significado literal, cuya muestra podemos fijar en términos como __(ejemplificar)__.

Hay tecnicismos: __(ejemplificar)__; cultismos: __(ejemplificar)__; préstamos lingüísticos: __(ejemplificar)__; neologismos __(ejemplificar)__...

Asimismo, nos encontramos con datos: __(ejemplificar)__; estadísticas: __(ejemplificar)__; citas __(ejemplificar)__...

Abundan los sustantivos abstractos __(ejemplificar)__ y los adjetivos epítetos, adquiriendo una significación especial los adjetivos especificativos de carácter descriptivo y/o valorativo, al concretar (especificar) el significado __(ejemplificar)__

● Finalmente, debemos señalar que las distintas partes del texto se unen con conectores del tipo __(indicar cuál)__, como: __(ejemplificar)__.

Es por todas estas características que hemos enumerado por lo que podemos corroborar que efectivamente estamos ante un texto expositivo.







10 de mayo de 2020

MINILECTURA. CANTAR DE MÍO CID y CASTILLA de MANUEL MACHADO.


Vamos a hacer una lectura comparada entre un texto de entre los siglos XII-XIII (modernizado) y un texto que recrea la misma escena del siglo XX.

TEXTO 1. CANTAR DE MIO CID (fragmento)

16   Nuestro Cid Rodrigo Díaz     en Burgos con su gente entró.
Es la compaña que lleva,     de sesenta, con pendón.
Por ver al Cid y a los suyos,     todo el mundo se asomó.
Toda la gente de Burgos     a las ventanas salió,
20   con lágrimas en los ojos     tan fuerte era su dolor.
Todos diciendo lo mismo,    en su boca una razón:
—¡Dios, qué buen vasallo el Cid!    ¡Así hubiese buen señor!

Aunque de grado lo harían,     a convidarlo no osaban.
El Rey don Alfonso, saben,     ¡le tenía tan gran saña!
25   Antes que fuese la noche     en Burgos entró su carta,
con órdenes muy severas,     y fuertemente sellada;
mandaba en ella que al Cid     nadie le diese posada,
y aquel que allí se la diese,     supiese, por su palabra,
que perdería lo suyo     y aun los ojos de la cara,
30   y además de cuanto digo,     las vidas y las sus almas.
Gran dolor el que sentían     aquellas gentes cristianas.
Y escóndense así del Cid,     sin osar decirle nada.
El Campeador, entonces,     se dirigió a su posada
Y en cuanto llegó a la puerta     se la encontró bien cerrada.
35   Mandatos del rey Alfonso,     pusieron miedo en la casa,
y si la puerta no rompe,     no se la abrirán por nada.
Allí las gentes del Cid     con voces muy altas llaman.
Los de dentro, que las oyen,    no respondían palabra.
Aguijó el Cid su caballo     y la puerta se llegaba;
40   del estribo sacó el pie,     y con fuerte golpe llama.
No se abre la puerta, no,     pues estaba bien cerrada.
Nueve años tiene la niña     que ante sus ojos se planta:
¡Campeador, en buen hora    que habéis ceñido la espada!
Orden del rey lo prohíbe,    anoche llegó su carta,

45   con prevenciones muy grandes,     y venía muy sellada.
A abriros nadie osaría,     nadie os acoge, por nada.
Si no es así, lo perdemos     lo nuestro y lo de casa,
y además de lo que digo     los ojos de nuestras caras.
Ya veis, Cid, que en nuestro mal    vos no habéis de ganar nada;
50   que el Creador os valga     con todas sus gracias santas.
Esto la niña le dijo    y se entró para su casa.
Ya lo ve el Cid que del Rey     no cabía esperar gracia.
Alejóse de la puerta,     por Burgos picando pasa;
llegó hasta Santa María     y allí del caballo baja.
Con gran fervor se arrodilla     y de corazón rogaba.
Acabada la oración,     en seguida el Cid cabalga.

[López Estrada, Francisco (versión modernizada y ed.). Cantar de Mío Cid. Castalia: Odres Nuevos, 2012).


Puede escuchar este fragmento, recitado en castellano antiguo por el actor José Luis Gómez, en este vídeo de la RAE (minutos 9 a 11), así como el texto anterior y siguiente.


5 de mayo de 2020

EJERCICIOS. LOS COMPLEMENTOS CIRCUNSTANCIALES.


Realice los siguientes ejercicios sobre los COMPLEMENTOS CIRCUNSTANCIALES o ADJUNTOS, una vez que ha repasado la explicación expuesta en nuestra entrada "Los complementos circunstanciales o adjuntos" de este blog.








4 de mayo de 2020

MINILECTURA. ROMANCE, "DE AMORES TRATA RODRIGO", ANÓNIMO.


De amores trata Rodrigo,
descubierto ha su cuidado,
a la Cava se lo dize
de quien anda enamorado;
sacándole está aradores
en sus haldas reclinado,
y apretándole la mano,
de esta suerte ha propasado:

Don Rodrigo, último rey visigodo
-Sepas, mi querida Caba,
que de ti estó apassionado;
pido que me des remedio,
pues todo está a tu mandado;
mira que lo que el rey pide
ha de ser por fuerça o grado
.

La Cava, siendo discreta,
como en burlas lo ha tomado;
respondióle mansamente,
el gesto baxo, humillado:
-Pienso que burla tu alteza,
o quiere provar el vado;
no me pidas tal, señor,
que perderé gran ditado.

Don Rodrigo le responde
que conceda lo rogado,
y será reina de España
y de todo su reinado.
No concediendo su ruego
de la Caba se a ausentado;
fuérase a dormir la siesta,
y por ella huvo embiado.
Cumplió el rey su voluntad
más por fuerça que por grado.
La malvada de la Cava
a su padre lo ha contado,
que es el conde don Julián;
el conde muy agraviado,
de vender a toda España
con moros se ha concertado.

[Versión de Timoneda, in Rosa de Amor, 1577].